sábado, febrero 24, 2007

Poner el cuerpo



Esto está relacionado con dos post que hice en el blog de libro álbum:
El primero: "
no hay finales felices", y el todavía inconcluso: "Si una imagen dice más que mil palabras... ".
Así resultó que mirar una pelí sin subtítulos en la compu, me condujo por caminos insospechados a terminar lagrimeando al encontrar este video en you tube. No tengo idea lo que dice la letra de la canción, que está en alemán. Pero creo que prefiero no saberlo.



La bailarina es Polina Seminova. Click en el nombre si quieren verlo en pantalla completa.


Estudié danzas desde los 6 hasta los 12, y ver ballet siempre me resultó aburrido.
Y es que, según de que lado estás el placer es diferente. Pero no me pasa lo mismo con la ilustración que además me acerca maravillosamente a recuperar el camino de otras emociones.
Hace unos días, empecé a escribir un texto a partir del argumento de un ballet con la intención de adaptarlo a libro álbum. Encontré data sorprendente sobre edificaciones rusas (de un colorido maravilloso cuando siempre que pienso en rusia me imagino algo muy gris); me detuve horas buscando vestuarios, etc., etc., hasta que encontré en YouTube éste y otros videos (por ejemplo, la peli completa de la vida de Anna Pavlova), y allí el camino cambió.
Parece que la investigación en esta oportunidad será interna y creo que tendré para rato con estas emociones (incluído el recuerdo de las ampollas sangrando en los pies) y para ver cómo me encargo de trasmitirlas.
Que la vista al frente, que el pie, que las manos, 6 años de machaque aún dejan sus huellas a los 40, al punto de que te de vergüenza mostrar una foto donde tu posición tiene tantos errores. Así que va con esa intención.



La foto es de la clase de Virginia Carlovich (mi única maestra, que no está en la foto) en el instituto de Olga Ferri, 1974. Creo que actualmente vive en México, si algún visitante la conoce le manda mis saludos.

8 comentarios:

yolanda dijo...

que bonito, aunque no remarcaras en rojo lo habría adivinado... recuerdo cuando comentastaste lo de las zapatillas. Mucha personalidad desde niña.

Leicia (alter ego) dijo...

Gracias yolanda. Y al final no era la única. Por allá al fondo hay una toda de negro, y había otro par con zapas negras de un costado que corté de la foto. Pero esa era la sensación que yo tenía hasta que lo vi en la foto.

Gustavo Aimar dijo...

Qué gracioso lo de las zapatillas negras...Muy bueno el video también... A mí me gusta ver bailar a la gente, porque ni en pedo me pongo a bailar yo!!! La foto yo la veo!!! vos la ves?

Leicia (alter ego) dijo...

No Gustavo!, no se ve la foto!!
Tendrá una ruta a tu disco rígido?
Vir me dijo que tampoco la ve.

Gustavo Aimar dijo...

Está archivada en mi mail, como un adjunto... mal hecho?

Leicia (alter ego) dijo...

Ahhh, no sé si está mal o bien pero no se ve :(

Leicia (alter ego) dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
gabriel pacheco dijo...

Quien despierta en mi esa contradicción tan vital es Pina Bausch.